panellets para Todos los Santos

Panellets un postre de Todos los Santos

panellets para Todos los Santos

panellets para Todos los Santos

Como cada año, hago quilos de panellets, todos para regalar, es un dulce pequeño, muy calórico y delicioso si los ingredientes son de calidad.

panellets para Todos los Santos

panellets para Todos los Santos

Aquí os dejo la receta, para unos 60 panellets:

Para la base de mazapán:

  • 500 gr. de almendra cruda tipo Marcona molida
  • 350 gr. de azúcar lustre
  • 2 claras de huevo
  • la ralladura de la piel de un limón

Una vez hecho, guardar al menos 1 día en el frigorífico, envuelto en papel film.

Mazapán a punto para reposar

Mazapán a punto para reposar

Para agregar sabores, hago:

De café:

  • Añado al mazapán 2 cucharadas de café Marcilla soluble, termino con azúcar glas

De coco:

  • Añado al mazapán coco, procurando mezclar bien y rebozándolo con coco.

De membrillo:

  • Hago unas tiras con el membrillo, con el mazapán hago como un rollo que dentro contiene el membrillo. Termino con azúcar glas

De piñones:

  • 200 gr de piñones que pondremos en remojo con agua (así evitamos que se quemen en el horno)
  • 1 huevo batido

Elaboración:

Mezclar los ingredientes, hacer las figuritas y disponer en bandejas de horno, el horno precalentado a 250 ºC lo horneamos 4 minutos, ojo que no sea más tiempo, ¡1 minuto más puede ser que quede quemado!

En el caso de los panellets de piñones, una vez tenemos las bolitas de mazapán hechas, las rebozamos en piñones y huevo. Horneamos después.

Truco: Para que queden pegados los piñones, es necesario que esté pegajosa la mezcla.

Se puede comer al cabo de unas 4h mínimo. Se degustan con vino dulce Moscatel o Mistela.

Un poco de historia de los Panellets:

Los panellets son un dulce típico de Cataluña, Valencia y Baleares que tradicionalmente se prepara en la festividad de la castañada (el día de Todos los Santos, 1 de noviembre).

Los panellets como tal datan del siglo XVIII, cuando se usaban como comida bendecida para compartir después de las celebraciones religiosas (panellets de San Marcos y panellets de la Santa Cruz). Se cree que tienen su origen en el norte de Europa, donde a consecuencia del intenso frío se hacía necesario un alimento rico en calorías para soportar mejor la larga noche de difuntos, pero seguramente proceden de la repostería árabe, dada su composición a base de almendras y la influencia de la cultura árabe.

Al ser una comida muy energética (como las castañas y los boniatos, también consumidos ese día) resultaban muy útiles para comer el Día de Todos los Santos o Día de Difuntos, en los que se tocaban a muertos en las campanas de las iglesias durante toda la noche, por lo que gran parte de la población hacía vigilia.

Fuente: Wikipedia

Date de alta para recibir las novedades

, , ,

No hay comentarios

Deja un comentario