alcachofas estofadas con cebolla y tomate

Alcachofa estofada con cebolla y tomate

El invierno nos regala una de las flores más preciadas, las alcachofas, las hay que son deliciosas, lo más importante es que sean frescas y recién recogidas.

Yo prefiero las alcachofas no demasiado grandes, a menos que las quiera hacer a la brasa, que entonces son mejor más grandes.

Una señal de que son frescas, es que dentro no haya muchos “pelos”. Al cortarlas también lo notaréis, sin duda. Cuando son frescas son crujientes al corte.

Valoración Receta

  • (0 /5)
  • 0 ratings